La fuerza de un pueblo

Pensando yo acá.

  • ¿Quién dice que no servimos?
  • ¿Quién dice que somos unos mantenidos?
  • ¿Quién dice que Puert Rico está acabado?

Pues se acaban de equivocar. Ahora díganme,

  • ¿En qué país del mundo se ve un policía dando tránsito con un candente sol y bailando salsa?
  • ¿En qué país del mundo ves una fila de hielo y unos pleneros tocando?
  • ¿En qué país del mundo ves un montón de extenciones cruzando las calles de lado a lado para compartir una planta eléctrica?
  • ¿En qué país del mundo ves en las luces gente vendiendo agua, refrescos, fósforos, velas, linternas?
  • ¿En qué país del mundo ves como se unen los chefs para llevarle comida a otros?
  • ¿En que país del mundo ves compañeros de trabajo que se unen para llevarles alimentos y cosas personales a los que no tienen?
  • ¿En qué país del mundo mientras haces fila te venden bacalaitos, helados de coco y piña y un montón de cosas más?

Pues eso es en mi islita, porque desde los más niños hasta los más viejitos hacen el sacrificio de levantarse todos los días a hacer largas filas. Y más, cuando pienso en los que están al otro lado, cuántas lágrimas e impotencia han sentido por nosotros acá, y se han unido para enviarnos dinero, cajitas y alimentos. Ahora son dos islita la de acá y la de allá, luchando. Porque sabemos compartir, luchar y levantarnos cada mañana a trabajar, coger tapones, hacer filas y y sobretodo sonreír.

No hay que bajar la cabeza. Tenemos que sentirnos orgullosos que día a día nos sabemos reinventar. El huracán María se equivocó con nosotros, nos provocaste y salió la vena patriótica de nosotros, ¡la sangre boricua!

Vamos arriba, gente bella, gente buena. ¡Porque los buenos somos más! Y yo no me quito. Y como dice Dios, Esfuérzate y sé Valiente…

Con el pecho inflao de ver a mi gente levantarse.

¡Yo soy boricua pa’que tú lo sepas!

[Autor desconocido]

No se admiten más comentarios